Latin America Magazine.
 

“Nuestra música es para congregar la gente y para aceptar la diversidad”

03-09-2012 by Lisa Couderé
Foto: Lisa Couderé

Este verano 2012 la banda chilena Los Pata E Cumbia toca en diferentes escenarios belgas, franceses y alemanes. Los seis músicos de Santiago presentan una fiesta teatral de cumbia con influencias de ska, cueca y rock. ConSentido presentó al cantante Niko Bottinelli y al baterista Felipe Hurtado algunas citas de su propia discografía e historia como grupo. El resultado: una conversación sobre la calle como escenario de encuentro (musical) y protesta. Los Pata E Cumbia se acercan a la realidad de manera crítica y con una contagiosa porción de sentimentalidad. Siempre con un buen sentido de humor.

Una tarde de domingo, Krugerplein en Borgerhout, Amberes. El sol consigue salir de las nubes. La actuación de Los Pata E Cumbia ayuda al sol a alegrar el día. Entre el público una entusiasta delegación chilena. Los chilenos, agitando su bandera, logran provocar un Chi-Chi-Chi-le-le-le que el cantante complementa con “¡Y Bélgica!”.

Desde su creación en 2009 el grupo de cumbia ha reunido un bonito repertorio de tres discos: Seca Mis Lágrimas, La Lucha Continúa y Planeta Pata E Cumbia. Títulos que reflejan su historia como grupo. Una trayectoria de lucha, esperanza e ideales

Seca mis lágrimas, la lucha continúa, planeta Pata E Cumbia,… (Discografía)

La trayectoria de Los Pata E Cumbia se ve reflejada en la iconografía de las máscaras de lucha libre que al grupo le gusta usar durante sus conciertos y en la lucha social que ha estado ocurriendo en Chile. La pronunciación de la secuencia de su discografía le hace sonreír a Nicolás. “En un comienzo Pata Cumbia era más romántico. Muchos covers de los años 50-60: Tulio Enrique Leon, Los Milos,… Pero poco a poco comenzamos a meter canciones nuestras en el repertorio. Como era tan complicado hacer música en Chile, al segundo disco le pusimos La Lucha Continúa. Además íbamos a seguir con máscaras. También siempre nos hemos identificados con los estudiantes y con los profesores en Chile, ya que los Pata E Cumbia somos casi todos profesores. Hemos estado organizándonos para entender, porque uno aprende mucho con los estudiantes.”

Los Pata E Cumbia vuelan hacia su patria llevando consigo la música que podrá salvar a su pueblo y devolver la libertad a la Galaxia (Planeta Pata E Cumbia)

“En el tercer disco quisimos hacer algo planetario. Queríamos involucrar al mundo entero con nuestra música. No hacer música para un grupo específico. Nuestra música es para congregar la gente y para aceptar la diversidad. Eso es Los Pata E Cumbia: es fiesta, es alegría, es buena honda.”

No sorprende que es el segundo año seguido que el grupo chileno está de gira por Europa. Nicolás cuenta apasionado: “Es increíble poder ver a africanos, brasileros, chilenos,… Se juntan todos. Y eso no solamente tiene que ver con el entusiasmo de la banda en el escenario, Felipe: “Lo fácil de la cumbia es que se puede bailar de cualquier forma. Bailar salsa es más difícil, porque es una técnica especifica. No sé si la gente aquí conoce mucho la cumbia, pero se entretienen, bailan, participan.”

Nicolás: “El público siempre se emociona. Incluso hasta se quedan concentrados escuchando. No quiere decir que no lo están pasando bien. Están escuchando. En general a veces el europeo no exterioriza mucho los sentimientos. Los chilenos estamos acostumbrados a tirar todo para afuera. Es nuestro objetivo más importante. Involucrar a la gente en el show.”

Un show que para los Pata E Cumbia no solamente tiene lugar en los escenarios. Observo que sus videos musicales muestran la vida que se desarrolla en la calle. “La cumbia es popular.” responde Felipe. “Tu vas a Santiago y pasa la gente en su auto escuchándola. Nosotros mismos somos los creadores de los videos. Tenemos este recurso que es la calle. Los lugares donde hemos grabado son lugares donde se comparte con la gente del pueblo.” Nicolás: “Por ejemplo, grabamos La Ruana en una feria en el Día del Trabajador. El día antes nos organizamos y se creó el video.”

“En Gante [Bélgica] estábamos en ese pasillo lleno de grafiti. Era tan hermoso el lugar que dijimos “pucha hagámoslo acá”. La calle es el espacio urbano, el público. El espacio donde vive la gente, donde pasamos mucho tiempo.” Nicolás explica que en Chile todavía existe mucha vida de barrio.

“Por favor jóvenes, abran el paso, no se permite el desorden de la vía pública” (Delincuente)

Pensando en las protestas sociales del año pasado en Chile, las más grandes desde el final de la Dictadura, las calles chilenas cumplen otro papel importante para la banda. En el final del video de la canción Delincuente la policía viene a re-exigir el orden callejero. A pesar del carácter humorístico, Nicolás y Felipe reafirman la importancia de lo que cantan en una discusión sobre la libertad en Chile. Terminan concordando de que sigue habiendo mucha represión hoy en día, en la calle, con los estudiantes.

Y aquí nos tienen prisioneros como morir (Delincuente)

Otra restricción de libertad que los Pata E Cumbia critican en la canción Delincuente son los problemas económicos de la población chilena. Nicolás explica que en Chile existe una cárcel económica. “Cuando tú tienes una deuda entras en Dicom que es una cárcel económica. A muchos estudiantes les pasa eso. Estudian y piden crédito al Estado. Después cuando no pueden pagar el crédito entran en Dicom. No consiguen trabajo porque la gente les revisa. La canción Delincuente habla de que a uno lo tratan como delincuente por deber una plata que finalmente pidieron por querer surgir adelante. Es un circulo vicioso. Es súper honesto lo que piden los estudiantes, es básico. La educación es la base de cualquier sociedad.”

“Y claro la canción habla de la represión, pero finalmente es esperanzadora, porque uno quiere salir adelante. No importa si hay tantas deudas, me paro por mi familia y por mis hijos. Nos tienen prisioneros, pero filo queremos salir adelante y queremos ser felices.”

Tengo la confianza y un camino a construir, miles son mis sueños que me motivan a vivir (Delincuente)

Cuento que la parte de la letra “y un camino a construir” me hace pensar en la canción Latinoamérica de Calle 13 en la que al final dice “vamos caminando”. Vuelve la imagen de América Latina como un continente que sin ignorar sus problemas quiere sobresalir con esperanza. Una metáfora interesante ya que ser pata de cumbia en Chile significa ser cojo, alguien que camina con dificultades. “Chile es un país cojo también, le cuesta caminar pero llega donde tiene que llegar y lograr su objetivo” responde Felipe.

Nicolás: “Los Pata E Cumbia son unos antihéroes. Y les cuesta más que el resto salir adelante, pero finalmente lo consiguen con esperanza, optimismo, cariño y amor. Los Pata E Cumbia son cojos, cojos del corazón más bien que cojos de las piernas, cojos de aquí [ostentativamente con la mano en el corazón], de adentro.”

Yo no sabía y tú tampoco lo peligroso del romance, entonces lo entregamos todo, todo y mucho más. (Angostura)

Así, de acerbas canciones sociales y políticas volvemos al inicio de su discografía con sensibilidad y amor. Al escucharme pronunciar palabras de varias de sus canciones románticas, Nicolás empieza espontáneamente a cantar, con sentimiento y ganas: “gracias por amarme, por dejarme,…”

Es tiempo, los Pata E Cumbia tienen que seguir su camino, próxima estación Alemania o, como ya cantaba Manu Chao, esperanza!

 

Para más información sobre la educación en América Latina conSentido aconseja el documental La Educación Prohibida: www.educacionprohibida.com

 

Nicolás Botinelli: Voz
Martín Benavides: Teclados y acordeón
Felipe Hurtado: Batería 
Alejandro Guzzoni: Percusiones
Joel Becerra: Bajo
Sergio Massardo: Guitarra eléctrica
Gabriel Díaz: Trompeta

Contacto Chile, Cata García reyes
Fono:
(56-9) 98955001 y contacto@lospataecumbia.cl

Contacto Europa,
Victoria Delaroziere:
victoria.delaroziere@yahoo.fr

Discos:
www.portaldisc.com
www.musicachilena.cl 

 

reageren